La violencia doméstica se puede definir como un patrón de comportamiento en cualquier relación que se utiliza para obtener o mantener el poder y el control sobre una pareja íntima; puede sucederle a cualquier persona de cualquier raza, edad, orientación sexual, religión o género. Puede sucederle a las parejas que están casadas, que viven juntas o que están saliendo, afecta a personas de todos los niveles socioeconómicos y niveles de educación.

EXPLORE NUESTROS PROGRAMAS